DLM

¿Qué es el Drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual es una técnica que consiste en realizar con las manos sobre la piel un masaje de movimientos lentos, rítmicos, armónicos, repetitivos y muy suaves que, cuando se realizan en la dirección correcta, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula el drenaje de estos conductos linfáticos, favorecen la circulación de la linfa y mejoran los cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos, limpiando así las zonas congestionadas.

Indicaciones: edemas (embarazo, faciales, postoperatorios…) varices, piernas cansadas, celulitis, fibromialgia…

Contraindicaciones: infecciones agudas, inflamación aguda, edema por insuficiencia cardiaca, hipertiroidismo, cáncer o tumores en curso, asma, hipotensión, tromboflebitis.