todo lo Que necesitas saber sobre las muelas del juicio

Las Muelas del Juicio ¿Qué son y qué hago con ellas?

Hoy en Clínica Dental Javier Arroyo vamos a hablarte de las muelas de juicio. Estas son cuatro molares, una por cuadrante de la boca, ubicadas al final de la boca. Se les denomina así porque su aparición suele manifestarse a partir de los 19 años. Sin embargo, hay posibilidades de que no aparezcan en la vida, e incluso que aparezcan una o dos y no las cuatro.

¿Cuáles pueden ser las causas de que me moleste la muela del juicio?

Las muelas pueden quedar inmovilizadas en el momento que no tengan espacio para surgir con naturalidad. La muela del juicio que esté de esa manera puede manifestarse de manera parcial, solo viéndose la parte de la corona o sin visibilidad (ya que posiblemente no perfore la encía). Tanto para un caso como para el otro, puede ser que suceda lo siguiente:

  • Desarrollarse de manera que su ángulo sea hacia la muela vecina.
  • Desarrollarse en un ángulo que sea contra la parte subsiguiente de la boca.
  • Desarrollarse de forma que tome un ángulo recto opuesto al diente vecino, estando la muela apoyada en el interior del maxilar.
  • Desarrollarse directamente hacia arriba pero con el problema de estar aprisionada en el interior del maxilar.

¿Cuándo sé que necesito quitarme las muelas del juicio?

En el momento en que las muelas no hayan aparecido de manera adecuada pueden darnos bastantes problemas a nuestra boca, con posibilidades de perjudicar a las partes dentales más próximas. Como se encuentran en el final de la boca. Ese lugar es bastante complejo de higienizar, algo que le beneficiaría a la erupción de microbios causando inflamaciones en el tejido y consigo a la bienvenida de las caries y por último, dolor.

Se ha de arrancar cuando condicione la postura de los dientes vecinos porque este tipo de molares nacen con torcimientos. Una muela con mal posicionamiento puede ocasionar necrosis de la pulpa en las partes más próximas.

cómo se extraen las muelas del juicio

¿Cómo se extraen las muelas del juicio?

Antes de nada, debemos acudir a nuestra clínica dental. En base de un reconocimiento, y una radiografía general de nuestra boca, enseguida sabrán si se están desarrollando de manera adecuada o si van a deteriorar a las partes vecinas. Nuestro dentista es el mejor asesor. Él puede indicarnos si debemos de extraerlas o no.

La operación la realizará un cirujano. Este nos suministrará anestesia y nos ayudará a calmar nuestra ansiedad y estrés. En cuanto la anestesia resulte efectiva el cirujano comenzará a agrandar el alvéolo, que es donde se ubica el molar, empleando un utensilio denominado elevador. Después de esto, se realiza el movimiento al molar de un lado a otro hasta que se encuentre lo más floja posible para ser arrancada de raíz.

En caso de que la muela sea compleja de arrancar será ineludible hacer una pequeña incisión a la encía, para fragmentar en diversas fracciones e inclusive separar una parte del hueso maxilar para poder aproximarnos a la pieza. Después, se hace una sutura que posibilita efectuarse con puntos reabsorbibles. ¿Qué quiere decir esto? Comodidad 100% para el paciente porque se retiran solos los puntos y no se requiere ir de vuelta a la consulta para que nos los retiren. Dependiendo de las posibles complicaciones, también pueden colocarnos puntos convencionales.Su retirada serían a los 10 días después de la operación.

¿Qué cuidados tengo que tener cuando me han extraído las muelas del juicio?

Una vez nos hayan arrancado la molesta muela del juicio es lógico tener sensación de incomodidad en la zona durante un día o dos. El cirujano que haya intervenido nos recetará analgésicos, anti inflamatorios o incluso antibióticos para los próximos días.

Tenemos que tener cuidado en los primeros momentos después de haber sido arrancada la muela ya que la anestesia seguirá haciendo efecto. Deberemos tener una gasa sobre el corte para eludir el sangrado. En caso de no dejar de sangrar nos colocaremos otra gasa hasta que éste deje de sangrar.

Durante las 24 horas posteriores tendrás prohibido enjuagarte, escupir y el cepillado de dientes. Eso haría que el corte sangre y su cicatrizado tarde más tiempo.

Después de las 24 horas de haber sido extraída, se aconseja efectuar lavados de boca con agua y sal para evitar ninguna infección, posibilitando el cierre de la herida, se ha de seguir una dieta blanda y recargar la limpieza de la zona. Pese a llevar puntos de sutura, se ha de cepillar para que éstos no sean infectados, sin temor a que se puedan soltar.

Recordad también que tendremos prohibido desarrollar ejercicio físico. Tampoco podremos fumar ni ingerir bebidas calientes.

Esperamos haberte podido ayudar con este post. Para cualquier duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros oa través de nuestro formulario de contacto o llamando al 965 651 523.