Tratamientos

Diferencias entre bótox y ácido hialurónico

Los rellenos dérmicos con ácido hialurónico y bótox se encuentran entre los procedimientos cosméticos más populares y buscados para combatir la aparición de arrugas y otros signos de envejecimiento. Si estamos considerando someternos a alguno de estos tratamientos inyectables, es fácil albergar dudas entre las dos opciones. Pueden parecer similares, pero en realidad hay suficientes diferencias entre el bótox y el ácido hialurónico, ya que abordan diferentes problemas relacionados con el envejecimiento de la piel. Una consulta con profesionales ayudará a elegir el tratamiento adecuado para cada caso y aclarar cualquier confusión.


¿Qué es el bótox?

El bótox está hecho de una proteína natural purificada, también conocida por una denominación más larga y precisa: toxina botulínica de tipo A, un grupo de moléculas orgánicas producidas por la bacteria clostridium botulinum. Se le llama” toxina “porque en cantidades muy altas puede actuar como una” neurotoxina “en el cuerpo, bloqueando la acción de ciertos tipos de nervios. En medicina, esta toxina se ha refinado y se pueden inyectar pequeñas dosis de la toxina original en áreas donde es deseable bloquear la acción de algunos nervios, por ejemplo, se ha utilizado con éxito en medicina en los diminutos músculos del ojo, para problemas como la bizquera, o para tratar músculos hiperactivos.


¿Para qué se usa?

Sus propiedades le permiten ayudar a relajar los músculos faciales que son responsables de causar líneas y arrugas. El bótox fue aprobado como tratamiento cosmético para las líneas de expresión por encima de las cejas y en la frente y las arrugas alrededor del área de los ojos, o “patas de gallo”. Se inyecta en áreas localizadas de la piel en concentraciones extremadamente pequeñas y actúa bloqueando las señales nerviosas en los músculos. Cuando esas señales nerviosas se interrumpen, el músculo afectado se relaja temporalmente y la piel se vuelve más suave. Debido a que el movimiento de estos músculos faciales seleccionados se reduce, las arrugas se vuelven más suaves y las líneas finas se reducen.

El resultado es un look renovado y descansado. Con el tratamiento continuo, las líneas y arrugas aparecerán menos prominentes con el tiempo a medida que los músculos se vuelven menos contraídos. También se puede utilizar para relajar los músculos que tiran hacia abajo de la cara, por ejemplo, en los músculos del cuello, para dar un efecto lifting.

Los tratamientos de bótox deben ser realizados por profesionales médicos, con un profundo conocimiento de la musculatura facial y su implicación en la estética facial. Es muy importante garantizar que estemos en manos seguras y altamente capacitadas, para conseguir resultados rejuvenecedores pero sutiles, que se verán naturales y hermosos.

diferencias entre bótox y ácido hialurónico

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que está presente de forma natural en el cuerpo humano. Se encuentra en las concentraciones más altas en los fluidos de los ojos y las articulaciones. El ácido hialurónico que se usa como medicamento se extraía tradicionalmente de las crestas de gallo y también se puede elaborar de modo natural usando bacterias en el laboratorio.

Se usó médicamente con éxito en las rodillas de pacientes con osteoartritis y también en el tratamiento para pacientes con cataratas oculares. El ácido hialurónico actúa como amortiguador y lubricante en las articulaciones y otros tejidos.


¿Para qué se usa?

Los rellenos dérmicos de ácido hialurónico se utilizan eficazmente para levantar y dar volumen a la piel, para agregar volumen y suavizar las líneas y arrugas. Se utilizan en diversas zonas del rostro como las mejillas, alrededor de los ojos, la boca y la mandíbula y también se pueden inyectar directamente en los labios. Nuestra piel pierde su plenitud a medida que envejecemos debido al agotamiento del colágeno y la elastina, los rellenos reponen el volumen perdido y crean una apariencia más juvenil.

Al inyectar en la piel un relleno dérmico de ácido hialurónico que se asemeja mucho a nuestro propio ácido hialurónico corporal en la piel, se atraerá agua al área, rehidratando y rellenando la piel de adentro hacia afuera. El resultado es un look suave, sutil y sobre todo natural.


Principales similitudes y diferencias entre bótox y ácido hialurónico

Al igual que el bótox, los rellenos dérmicos se inyectan debajo de la piel para eliminar o prevenir los signos visibles del envejecimiento, como las líneas finas y las arrugas. Sin embargo, aquí es donde los tratamientos a menudo se confunden. La principal diferencia es que el bótox reduce la actividad de los músculos del rostro que provocan las arrugas. En lugar de relajar los músculos, los rellenos dérmicos aumentan el volumen debajo de la superficie de la piel. Esto ayuda a que su piel tenga un aspecto lo más joven posible, haciéndola lucir más tersa y suavizando las líneas y arrugas, además de eliminar los signos de envejecimiento que se producen como resultado del agotamiento del colágeno.

El bótox es una mejor opción para las arrugas dinámicas, ya que se enfoca en el músculo y ayudará a reducir la apariencia de líneas que son visibles de expresión. Los rellenos dérmicos son ideales para las arrugas estáticas, que son visibles incluso cuando el rostro está relajado y sin expresión y normalmente se encuentran alrededor de la boca, la nariz y la mandíbula.

Consulta por el ácido hialurónico y el bótox

Si tienes alguna duda sobre las diferencias entre bótox y ácido hialurónico, no dudes en consultarnos.